Maria Pilar

María Pilar Gutiérrez Lorenzo

En primer lugar, quiero agradecer a Djamila Alidibirova la generosidad que mostró conmigo por ofrecerse a mantener sesiones de coaching hace cuatro años.

TESTIMONIAL

En un principio, reconozco, que me mostré un tanto reticente, pues no podía calibrar cómo el entusiasmo que ella me compartía de los contenidos de sus   clases y acerca de sus profesores podía transformase en habilidades para ayudarme a resolver mis problemas.  Para entonces, yo estaba atravesando una etapa particularmente difícil en la que parecía que no tenía el control de nada. Debido a esta particular situación en la que me encontraba, me atreví a aceptar el ofrecimiento de Djamila y durante casi seis meses estuvo trabajando conmigo. En un principio, cada semana me invitaba a su casa o nos reuníamos en el club de su residencia para tomar un café, como si se tratase de una reunión casual, de amigas sin más; sin embargo, inmediatamente y si darme cuenta, presentaba encima de la mesa un circulo dividido en sectores dónde ella iba fragmentando, a modo de gajos, cada uno de los aspectos a trabajar de mi vida. Así visto, todo parecía fácil.


Durante las sesiones periódicas que tuvimos esos meses, al principio cada semana y más tarde con lapsos de tiempo mayor, son varías cosas las que me ayudó a estructurar.


Descubrí que podía poner objetivos a mi vida. De hecho, recuerdo que en una de las primeras sesiones me motivó a plantearme qué es lo que yo quería para mi trabajo. Recuerdo que esta pregunta me desconcertó, pues era algo que no me había planteado al menos en los últimos años. Tenía un trabajo estable que me hacía sentir bien y para el que me había preparado durante año; entonces, no consideré que podía tener mayores expectativas.  De alguna forma, la reflexión que me hizo hacer Djamila puede que fuera un detonante para que poco tiempo después me ofrecieran un cargo de responsabilidad y desde entonces lo esté ejerciendo. Tengo que decir que este nuevo cargo, que se suma a mis actividades anteriores, ha venido a enfrentarme a   nuevos retos profesionales que no creí pudieran formar parte de mi experiencia profesional y de vida. Si Bien es verdad que me ha permitido mejorar mis ingresos económicos, es mucho más el crecimiento personal que he tenido pues me ha permitido reconocer fortalezas que no veía en mí.


Por otro lado, las sesiones que pude tener con Djamila también me permitieron reconocer que la apreciación que yo tenía sobre mi vida, percibida como un caos, no era tal y que, por el contrario, se trataba de un momento de cambio; y, como tal momento de cambio, era a mí y solamente a mí a quien correspondía tomar decisiones. La desmotivación que yo arrastraba, se transformó tras varias sesiones en motivación, seguridad y confianza. Con esas herramientas pude acometer algunas de las decisiones personales más importantes que, hasta el momento, he tomado en mi vida. 


Finalmente, quiero manifestar que el acompañamiento que tuve y la relación que a la fecha me une a Djamila, me ha permitido ir desprendiéndome de los patrones negativos que tenía y que hacía echar la culpa a los demás o a las circunstancias de los problemas que tuviera.  Considero que ahora, cada encontronazo que tengo en mi quehacer diario (problemas, conflictos, incertidumbres, contratiempos, etc…) suponen un nuevo reto más y los enfrento como una manera de seguir aprendiendo. 

TESTIMONIAL

Djamila me guiaba de una forma muy sutil, pero directa, me ayudó a analizar desde otros enfoques y escogiendo caminos diversos. Me ayudó visualizar, vivir en escenarios diferentes, abriéndome yo misma un abanico de posibilidades. Me sentía en la libertad y confianza de poder expresarme con ella. Fue una experiencia muy gratificante, ya que los resultados los experimenté desde las primeras sesiones. Era como hablar conmigo misma a través de un diálogo profundo e interiorizando con mi verdadera esencia. Gracias Djamila, por apoyarme y guiarme en este proceso tan sanador y de tanto crecimiento...

Norma Jimenez

Norma Jiménez 

Mi experiencia tomando el Coaching con Djamila, fue maravillosa. Nunca antes había tomado Coaching, el abrir mi mente y hacerme cuestionamientos desde mi voz interior fue algo sorprendente. 

Juan Manuel

Juan Manuel Sánchez

Tuve la sesión de Coaching con Djamila y tuve un descubrimiento que me parece muy importante. Ayer descubrí que hay una falta de aceptación hacia mí mismo...

TESTIMONIAL

Tuve la primera sesión de Coaching con Djamila y tuve un descubrimiento que me parece muy importante: descubrí que hay una falta de aceptación hacia mí mismo, fue algo que sentí durante la sesión y por primera vez lo manifesté. Sentí alivio y paz... Descubrí que el bloqueo se debía a un sentimiento de falta de merecimiento... el día de hoy descubrí que mi inconsciente evitaba concluir mis proyectos y actividades, por el miedo al resultado. Huir del éxito porque sé que al concluir mis proyectos el resultado sería éxito, y en mi inconsciente había información de que no lo merecía... ahora que he descubierto este bloqueo, al reconocerlo y saber que merezco tener éxito en mis proyectos, que merezco una familia, una relación, una casa grande y hermosa, y merezco abundancia por designio natural, me siento más comprometido con las tareas que realizo en mi vida.

 

En las sesiones de Coaching con Djamila tuve un gran crecimiento profesional, humano y espiritual.  Durante todo el proceso tuve un gran acompañamiento de su parte como un gran ser humano. Su coaching me permitió reencontrar los aspectos importantes en mi vida para enfocarme en ellos y obtener mejores resultados en menor tiempo y en un estado de paz y armonía. Definitivamente  los procesos de coaching con Djamila son profundamente transformadores. 

Te agradezco mucho por todo!

Jaime

Jaime Andrés Restrepo

El año pasado tuve la suerte de trabajar con Djamila. Fue mi Coach durante 6 sesiones, me ofreció su ayuda y conocimientos de manera atenta y continua durante todo el curso...

TESTIMONIAL

El año pasado tuve la suerte de trabajar con Djamila. Fue mi Coach durante 6 sesiones, me ofreció su ayuda y conocimientos de manera atenta y continua durante todo el curso. Las reuniones las tuvimos de forma frecuente en tiempo y hora acordados siempre con puntualidad y con muy buen manejo del idioma y, sobre todo, haciéndome entender cada uno de los temas que se trabajaban. Djamila me ayudó mucho en el entrenamiento y entendimiento del PNL ya que mis conocimientos eran muy básicos, igualmente me ayudó a llevar dichos conocimientos a la práctica y al uso en mi vida diaria.